24.6.14

AHORA HAS VISTO


3.

Ven a morar dentro de mí, dijo la cascada.
Hay un recinto de piedra negra
alto y seco detrás de mi deslumbrante vida.
Quédate aquí un año o dos, un año o diez, 
hasta que lo hayas oído todo,
la historia interior ensordecedora aunque verdadera.

O falsa. No soy ningún tonto.
Los momentos de verdad son solo momentos,
Ojos que arden al borde de camas vacías.
En un parpadeo pasan los años, la corriente cambia de curso. 
Arruinada por la nostalgia azul del aluminio 
la dorada voz se torna grave y áspera.

Ahora has visto a través de mí, cantó la catarata, 
una lánguida fuerza, aunque valiente, 
se zambulle en mi bañera de ganancias y pérdidas, 
ácida y alcalina,
la mente que refleja y las manos que actúan.
Entra en este espacio íntimo

que sus más tenues iluminaciones descomponen.
La luz rosada del sol baña el muro,
la luna cuelga como los Peligros de Paulina,
¡Dios sabe que aún no he fallado!
y sin embargo qué lejanas parecen, qué pequeñas.
Llévame en tu memoria, amigo mío.

Y luego olvida. Perdona
el extremo vacío de mis huesos, este amuleto,
expía a quien lo usa.
Con el tiempo todas las cosas se hacen música.
¿Cómo puedes vivir sin mí? Mientras yo viva 
ven a vivir dentro de mí, dijo la cascada.-

:: “McKane’s Fall”, Divine Comedies de James Merrill (1976).- 

No hay comentarios: