9.6.13

EL ASESINATO FLOTANDO



Hubo un tiempo en que los rostros norteamericanos
me parecían llenos de belleza,
pero ahora me parecen crueles,
y tengo la sensación de que sus pensamientos son mezquinos.

No era demasiado bueno como poesía, pero no estaba mal como prosa. Pero Mailer no podía olvidar la detestable tolerancia de Goodman hacia cualquier forma de sexualidad. ¿Sabía Goodman algo del mal o de la entropía? El sexo era la superautopista para la entropía del alma si se le usaba sin aguzar constantemente el gusto. ¿Y las orgías? ¿Qué sabía Goodman de las orgías? De las auténticas, no de las orgías progresistas universitarias destinadas a llevar adelante el elevado programa de la Gran Sociedad; de las orgías genuinas, con el asesinato flotando en el ambiente y brujas a la espalda. El latente conservador que había en Mailer salió rugiendo a la superficie como un sombrero de tres picos de una carroza real.-


::  The Armies of the Night [Los ejércitos de la noche] de Norman Mailer (1968).-

No hay comentarios: