3.5.13

ALGO NUEVO Y OSCURO



Los dioses se reunieron en un barracón de las afueras. Zeus, como de costumbre, dio un discurso largo y aburrido. Resultado final: había que disolver la organización, demasiadas conspiraciones inútiles, es menester ter incorporarse a la sociedad racional y de alguna manera seguir sobre viviendo. Atenea lloriqueaba en un rincón.
Los últimos ingresos fueron repartidos –subráyese – de forma equitativa. Poseidón mantenía una actitud optimista. Vociferaba bien alto que se las arreglaría. Los que peor lo llevaban eran los patronos de la regulación de aguas y tala de bosques. Íntimamente cada uno confiaba en sus sueños, pero nadie quería hablar de esto.
No hubo ninguna moción. Hermes se abstuvo en la votación. Atenea  lloriqueaba en un rincón.
Volvieron a la ciudad ya muy entrada la noche, con documentos falsos en el bolsillo y un puñado de monedas. Cuando pasaban por un puente, Hermes se lanzo al rio. Pudieron ver como se ahogaba, pero na die fue a salvarle.
Las opiniones estaban divididas sobre si aquello era una mala o, al contrario, una buena señal. En todo caso, constituía el punto de partida también hacia algo nuevo y oscuro.

:: “Intento de disolución de la mitología” en Napis [Inscripción] de Zbigniew Herbert (1969).-

No hay comentarios: