18.1.12

SOLÍA SER AZUL

Una estrella que muere se parece a tus labios.-
DESNOS



Solía ser azul, intenso, situarse en los bordes de mis ojos… sucedió. No eran ya mis ojos como los recordaba- ahora vivían rotos, quedarse ciego no, ver tampoco. Era sobre todo y en adelante, la cercanía de su cuerpo en dirección única. Y sentí eso…  solía ser azul. Desfiguraba mí vista cada parte de este cuerpo sin extensiones precisas sombreado la ceguera activa con la que me tocaba reconocerlo: la deslumbrante piel, los bordes de un fantasma, la cara angelical de un objeto brillante.  Solía ser azul y más: desiertos verticales, parques alados, lluvias que desecan lenguas,  viajes insondables en un pétalo recién cortado, rocas turquesas y seguramente la vastedad que se pierde… su cuerpo. Lo había visto todo, o imaginado más bien y recordé algo que leí antes de desvivir mis ojos: “Amanece y  está con los ojos abiertos” (Saer). El cielo era, solía, terminaba siendo azul, imposible es para mí saber cuándo fue que éste y su cuerpo se fundieron. Imposible amanecer ahora, estar con los ojos abiertos.-

:: El beso de Pablo Picasso (1969).-

No hay comentarios: