28.4.11

LA LETRA IMPRESA



Aquel trazo de su lápiz o de su bolígrafo en la orilla misma del ángulo inferior derecho de la  página que significaba: nihil obstat, texto revisado, sin errores, santificado por la precisión […] Para poner orden en el mundo como únicamente puede hacerlo la letra impresa. El códice, el tratado, la  escritura, el panfleto o el tomo. Ya rubricados. Con su rúbrica, a veces antes de que la tinta hubiera secado, legendaria como todo lo perfecto.
Y con el ardor, como un hilo de humo, una turbiedad.

:: Épreuves [Pruebas] de George Steiner (1992).-

No hay comentarios: