30.11.10

¿QUÉ ES UN FANTASMA?


No hay nada más siniestro que toparse en el espejo con la propia cara iluminada por la luna […] Cuando ambas lenguas de hierro callaron y un silencio sepulcral reinó en toda la casa, me pareció, de repente, escuchar algo como el andar inseguro de un anciano, como si alguien rondase y arrastrase los pies por el pasillo delante de mi cuarto. Por fin se abrió la puerta y lentamente entró el difunto Dr. Saúl Ascher […] con su habitual parquedad me dijo amablemente: “no se asuste y no crea que soy un fantasma. ¿Qué es un fantasma? ¿Me puede dar una definición? ¿Me puede deducir las condiciones de probabilidad de un fantasma? ¿En qué contexto racional podríamos encontrar una aparición semejante frente a la razón? La razón, digo, la razón”. Y entonces el fantasma procedió a hacer un análisis de la razón, citó la Crítica de la razón pura de Kant, segunda parte, primer párrafo, segundo libro, tercer párrafo principal, la diferencia entre los fenómenos y los nounómenos; a continuación planteó una tesis sobre el problema de la fe en los fantasmas, construyo un silogismo sobre lo anterior y concluyó con la siguiente demostración lógica: a pesar de todo, no existen los fantasmas. A mí, entre tanto, me corría un sudor frio por la espalda, mis dientes castañeaban y en mi visceral terror asentí de manera incondicional a cada teorema con el que el siniestro doctor demostraba la inconsistencia del miedo a los fantasmas, y él mismo se afanaba tanto de la demostración que, por despiste, una vez sacó un puñado de gusanos del bolsillo en lugar de su acostumbrado reloj de oro, y al darse cuenta de su error se apresuró a meterlos con grotesco apuro. “La razón es el Supremo”, y entonces la campana dio la una y el fantasma se esfumó.

:: “El viaje por el Harz” de Heinrich Heine (1824).-
::  Detalle de El caballero de la mano en el pecho de El Greco (1574).- 

1 comentario:

gat@ roUgE dijo...

Creo que la mejor definición de fantasma que se dio, fue la del mismo Oscar Wilde: la del fantasma asustado por su propio y falso doble!
Los gemelos Otis, unos grossos... ;)