29.10.10

PÁGINA ILEGIBLE

Vive un hombre en la casa que juega con
las serpientes que escribe
Celan



[...] ¡Que siga la película!” La pantalla es página ilegible extendida ante nosotros, blanca y silenciosa. La cinta se ha roto o la bombilla del proyector se ha fundido. Es difícil, incluso para nosotros, viejos aficionados que hemos pasado la vida en el cine (¿acaso no es así?), decir inmediatamente lo que vimos antes de que se hiciera la oscuridad. Hacía demasiado poco tiempo que había aparecido la última imagen para que ningún ojo pudiese registrarla. Pudo haber sido una figura humana que soñara con un temprano anochecer en todas las grandes capitales lo bastante luminosas como para decirle que jamás moriría, una figura humana saliendo a expresar un deseo ante la primera estrella vespertina. Pero no era ninguna estrella, era un brillante ángel de la muerte que caía, un ángel de la muerte. Y, en la penumbrosa y terrible extensión de la pantalla algo ha continuado, una película que no hemos aprendido a ver… Ahora se ve un primer plano de la cara, una cara que todos conocemos…


:: Gravity's Rainbow [El arcoiris de gravedad] de Thomas Pynchon (1973).-
:: Fotografía del Jüdisches Museum Berlin de Daniel Libeskind.-

No hay comentarios: