3.12.08

EXPLOTAR EL ORDEN


El tren se puso en movimiento hacia Gottmadingen, la estación fronteriza alemana. Eran las tres y diez. Y el mundo cambió brutalmente de horario. Millones de obuses destructores habían sido arrojados en el curso de la guerra mundial. Los ingenieros continuaban inventando las armas más pesadas, las más poderosas y las más devastadoras. Pero ningún obús fue más devastador y más decisivo que este tren, con su cargamento de revolucionarios, los más peligrosos y más decididos del siglo, este tren, que de la frontera suiza se lanzaba entonces a través de toda Alemania hacia Petrogrado y se preparaba para hacer explotar el orden de los tiempos"




:: Sthephan Zweig, Sterstunden der Menscheit, citado en Lénine. 1870-1924 de Jean-Jacques Marie (2004).
:: Imagen: Idioplasm VI, acrílico en papel, de Jean Dubuffet (1984).

No hay comentarios: