17.11.07

ERA



“Es la quietud”, como corren, disueltos en la bruma. Aún respira, “la quietud, quizás”y de que manera. El movimiento dispone la calle y la alarga, “por cierto es nuestra” y la noche aclara en el parpadeo de los ojos vueltos a poner sobre las espaldas, “deberíamos haber previsto que no seria así”, cojea. La hora y pico estalla el reloj, profunda arritmia centellante de tiempo sin medida. El perseguidor y otros rumores, juegan juntos, en todo esto, que es, una carrera de quietud, un centellante transcurrir, una bruma entre los parpados.
“Aun puedo vernos, estamos completamente desarmados de velocidad, atados a la luz que se mueve en la dirección única, era necesario correr".

:: Imagen de Trent Parke

No hay comentarios: